Copyright - Todos los derechos reservados
Noticias

RECONOCIMIENTO MÉDICO DEPORTIVO


El  reconocimiento  médico-deportivo permite  investigar la existencia de cardiopatías  que  son causa frecuente de incidentes  cardiológicos  como arritmias  y episodios  de  muerte  súbita en  deportistas. Una entidad que puede desencadenar arritmias  de diversa consideración es el síndrome de Wolff – Parkinson - White (WPW cuy diagnóstico e sencillo  mediantelectrocardiografí por  la   aparició d  un  espacio  PR  corto  y  de  la característica  onda delta.  Sin  embargo  se  desconoce la prevalencia de este síndrome en deportistas escolares.
 


Deportistas de alto rendimiento, con   más   riesgo  de  sufrir  del corazón

 
Si   bien   hay   consenso absoluto en que la actividad física es sumamente recomendable los  especialistas  sugieren que se realice de forma   equilibrada.

Enfatizan   en   la   necesidad   de  realizar un  seguimiento minucioso para poder  detectar a  tiempo  cualquier tipo  de anomalía  en  quienes se exigen demasiado.


Luego  de  que se conociera la  muerte de un joven mendocino en  una carrera de mountain bike, vuelve a instalarse la cuestión del corazón de los deportistas, tema que   fue  ampliamente tratada  por  los  especialistas. Es  que  la  exigencia  y  la intensidad  que  genera  la  competencia  de elite  provoca  ciertos  cambios en  la morfología del corazón, que a largo plazo pueden ocasionar complicaciones.

En  este sentido, una  investigación  recientemente  realizada en  la Universidad de Melbourne en Australia halló que la práctica deportiva  intensa a largo plazo puede causar daños  en  el  ventrículo derecho  del  corazón,  que es una de  las  cuatro cavidades. Ésta,  puntualmente,  es   la  que  se encarga de  recibir  la  sangre  no oxigenada  proveniente de la aurícula derecha, para  impulsarla fuera del órgano a través de la arteria pulmonar.

Sabemos que nuestro trabajo no puede extrapolarse indiscriminadamente a todo el mundo, así como también estamos convencidos de que no podemos afirmar que el ejercicio  intenso  sea malo o poco saludable. Sin embargo, los  hallazgos  sugieren que algunos  atletas  pueden  haber  nacido  con una susceptibilidad mayor a sufrir daños  cardiacos  impulsados por  la práctica  permanente y sostenida en el tiempo de deportes de resistencia“, expuso el doctor  André  La Gerche.


Lo positivo es que el estudio, recientemente publicado en el European Heart Journal, aporta datos sobre el debate respecto del riesgo que enfrentan los deportistas de elite, al que también hace poco tiempo se sumaron especialistas del Hospital Clinic de Barcelona,  en  España, quienes trabajaron   en  conjunto  con  investigadores  del Instituto  del Corazón  de Montreal en Canadá elaborando  un  ensayo que fue publicado en su momento en Circulation, y en el cual se advirtió que en los ratones el ejercicio de resistencia provocaba alteraciones en la estructura cardíaca creando un sustrato favorable al desarrollo de arritmias.


Acerca de   estos   resultados, los   responsables  del   Hospital  Clinic  afirmaron: “Durante muchos años la comunidad médica evitó admitir que la práctica deportiva de elite puede provocar problemas de salud, principalmente porque parecía que no se podía  decir nada  en contra del ejercicio físico, algo  que todos sabemos que es muy recomendable. Sin  embargo, las  evidencias  se han  ido acumulando y ahora conocemos que  la obsesión  por  el  deporte  puede resultar perjudicial. De hecho, como sucede con todo, hay  que  mantener  un  equilibrio. No  se  puede llevar  al cuerpo al límite”.


En  la  reciente  investigación, los  autores  reclutaron  a 40  deportistas  de  elite  australianos  que  estaban  planeando
participar en uno de los cuatro eventos locales de deporte de resistencia (maratón, ciclismo alpino, triatlón y ultratriatlón).


Todos  ellos  cumplían determinados  criterios: se entrenaban más de 10 horas por semana, habían obtenido buenos resultados en competiciones previas, no tenían ni síntomas  ni   factores  de  riesgo  cardíacos, y  tampoco mostraron   alteraciones
durante las ecocardiografías que se les practicaron.


Los  anPara poder llevar a cabo la investigación, los científicos analizaron a los deportistas en tres momentos concretos durante las dos y tres semanas previas a la carrera: inmediatamente después de ella, seis semanas después de haber participado y finalmente once días después de la participación, cuando los atletas ya estaban practicando un entrenamiento mínimo.

Los   análisis    incluyeron    la  realización  de  resonancia  magnética (RM), análisis de sangre (antes y después de la competición) y ecocardiogramas.

Como conclusión, se extrajo que inmediatamente después del  evento  deportivo, el corazón  de  los   atletas  había  
cambiado de  forma: tenía   mayor  volumen  y presentaba  disminuida la función del ventrículo derecho.


En cuanto a los niveles sanguíneos del péptido natriurético tipo B (BNP, sus  siglas en inglés), que se secreta por los ventrículos en respuesta al estiramiento excesivo de   las   células  del   músculo  cardíaco,  los   datos  demuestran   que   estaban aumentados, detallaron los autores en las conclusiones.


También se consignó que aunque la función ventricular se recuperó en la mayoría de  los atletas una semana después de la    competición, en cinco de ellos (aquéllos que  llevaban  más  tiempo  entrenando  y compitiendo), la  resonancia magnética 
detectó signos de cicatrización (fibrosis cardíaca).


Avanzamos un  paso: ahora  sabemos que el deporte intenso eleva  el  riesgo  de algunas   arritmias  (tal y como  previamente  demostraron   los   investigadores catalanes).

Lo   que   aún  desconocemos  son  los  mecanismos  por  los que se incrementa  dicho  riesgo,  aunque advertimos  que   el  
ventrículo  derecho  está sumamente involucrado. Lo que  necesitamos  ahora  es entender los cambios que se producen a corto plazo en dicho ventrículo y estudiar las conexiones potenciales que existen entre  esa transformación y el incremento de  probabilidad de arritmias en los atletas de elite, finalizaron.


Por su parte, el doctor Norberto Debbag, médico cardiólogo y deportólogo refirió: “Dado que ya se sabe lo que sucede con el exceso de deporte, debemos incrementar los controles y el seguimiento para poder saber, a priori, cuáles son los deportistas que corren riesgo, y poder detectar con anterioridad esa anomalía“.


“Por otro lado, como no existen reglas fijas que nos hagan sospechar de la existencia de un problema, hay que vigilar permanentemente a los atletas. Si nota que cuando entrena su rendimiento ha disminuido o su frecuencia cardiaca aumenta en situaciones de reposo, esto podría significar que el corazón necesita más tiempo para recuperarse”, concluyó.


El deporte y sus beneficios


A la hora de elegir un deporte, es variada la amplia propuesta que tenemos, pero cada uno tiene que buscar el que más se adapte a sus posibilidades. Constantemente se hace hincapié en lo bueno que es para la salud practicar deportes, más abajo expondremos los beneficios y recomendaciones a tener en cuenta para alguno de ellos.
 

                     
         


Beneficios de hacer deportes 

· Caminar: es una actividad aeróbica de bajo impacto y no presenta restricciones, lo ideal es hacerlo periódicamente por 30 minutos a un ritmo moderadamente intenso, sobre superficies blandas y con el calzado adecuado. Beneficios: tonifica las piernas, mejora la capacidad aeróbica, elimina tensiones y ayuda a mantener el peso ideal. Recomendaciones: encuentre su ritmo y vaya subiéndolo a medida que entrena.


·
Correr/Trotar: En una actividad física de mayor intensidad , debe practicarla al menos por 30 minutos, y lo ideal es realizarlo sobre superficies blandas como el césped, cintas de caminar, arena, etc y utilizar calzados que contengan cámaras de aire. Beneficios: Favorece el trabajo de todos los grupos musculares y mejora la resistencia cardiovascular. Recomendaciones: No es conveniente en personas con problemas de rodillas, caderas o tobillos, y con mucho sobrepeso.

·
Ciclismo: Esta actividad, puede realizarse en interior (bicicleta fija) o en exterior (bicicleta de paseo) dado que es posible ajustar el tiempo y la intensidad del pedaleo a las condiciones físicas de cada persona no presenta contraindicaciones. Beneficios: ayuda a fortalecer piernas y glúteos. Recomendaciones: Las personas con problemas cardíacos, de caderas y rodillas deben consultar con su médico.

·
Tenis: Su práctica requiere un buen entrenamiento, ya que es un deporte que acelera el pulso y se necesita de una continuidad y buen estado físico. Beneficios: Ayuda a eliminar grasas. Recomendaciones: No lo deben practicar personas con problemas cardíacos, artrosis de caderas y problemas en las rodillas o codos.

·
Natación: Es uno de los deportes más completos de bajo impacto sin restricciones de edad, es ideal para todos aquellos que padecen problemas en las articulaciones y huesos. Beneficios: Favorece notablemente el trabajo de todos los grupos musculares. Recomendaciones: Antes de iniciar su práctica, tome clases para aprender correctamente las técnicas.


 

ARTROSIS

 El deporte permite que las personas como entes individuales tengan la vitalidad, el vigor, la fuerza, la energía fundamental para cumplir con su deber en el ámbito social en que se desenvuelven. Quien practica un deporte en forma organizada es una persona optimista, persistente en la lucha por el logro de sus metas, que muestra respeto mutuo, honradez y sentido de responsabilidad.

 

Preguntas para descubrir si padece artrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa que poco a poco va lesionando los cartílagos articulares y a consecuencia se padece de dolor, rigidez e incapacidad funcional, lo que lleva a un malestar físico generalizado que termina por producir cierto tipo de incapacidades.

Este degeneramiento tiene lugar muy lentamente y es progresivo sobre los tejidos de las articulaciones, pero por lo general se localiza en la columna cervical y lumbar, las articulaciones de las manos, las caderas, las rodillas, los pies, los codos y los hombros.


Por lo tanto tenga presente las siguientes preguntas:

1. Alguna vez sintió dolor o rigidez en las articulaciones durante períodos prolongados de 3 o más días en la semana, en el último mes?

2. Ha padecido de hinchazón o rigidez en sus articulaciones durante periodos igualmente al anterior descripto?

3. Cuando pasa mucho tiempo en la misma posición siente rigidez en sus articulaciones o incapacidad para moverse de forma normal?

4. Luego de una pequeña lesión, ha padecido de dolor o rigidez articular?

Si alguna de estas preguntas tiene una respuesta afirmativa, no dude en consultar rápidamente con su médico de confianza, que le brindará las recomendaciones para mantener sus articulaciones saludables.

           

Importancia del reconocimiento médico-deportivo para un acondicionamiento muscular seguro y saludable


 

 

La práctica de ejercicio físico y deportivo se ha destacado como uno de los principales factores de prevención y mantenimiento de la salud. No obstante, en ocasiones, se somete al organismo durante la práctica a un estrés físico y psíquico que podría generar ciertos riesgos para la salud.

Mediante un adecuado reconocimiento médico-deportivo que confirme la aptitud física y permita poner en evidencia cualquier disfunción orgánica existente se consigue minimizar el riesgo de sufrir alteraciones provocadas por el ejercicio.

 

VALORACIÓN PREVIA PARA LA PRÁCTICA DE EJERCICIO FÍSICO



 
Las personas que hacen ejercicio físico habitualmente, tienen cuatro veces menos riesgo de tener un problema cardiovascular que los sedentarios. Una adecuada valoración previa a la práctica disminuye el riesgo de padecer un accidente cardiovascular en el momento en que se está realizando ejercicio.

Para beneficiarse de los efectos positivos del ejercicio físico sobre la salud, es conveniente realizar una valoración previa, para poder de esta forma:

· Identificar a las personas que no deberían hacer ejercicio.

· Conocer a las que deberían hacerlo bajo supervisión médica.

· Disminuir el riesgo que existe en el momento en que realiza el ejercicio.

· Identificar a las personas que tienen factores de riesgo para sufrir una enfermedad cardiovascular.

                           

Recomendamos la realización de un adecuado reconocimiento médico para:



 

· Disminuir el riesgo de accidente cardiovascular.

· Detectar posibles limitaciones para la práctica físico-deportiva.

· Obtener información sobre la condición física de la persona en cuestión.

· Prescribir la intensidad del ejercicio.

· Valorar la evolución y el progreso del practicante.

  

La  valoración  previa  consiste  en seguir los cinco siguientes pasos:



1. Conocer si ha sido diagnosticada una enfermedad que le desaconseje realizar ejercicio físico. Se trata de detectar un pequeño número de enfermedades, tales como: valvulopatías cardiacas severas, tromboflebitis, insuficiencia cardiaca congestiva, angina inestable, infarto de miocardio reciente, miocarditis activa o reciente, embolia pulmonar o sistémica reciente, arritmias  ventriculares malignas, arritmias cardiacas no controladas, enfermedad infecciosa aguda y psicosis.

 

2. Saber si tiene diagnosticada una enfermedad de riesgo como la diabetes, enfermedad cardiovascular, asma, enfermedades del hígado, tiroides, riñón, infecciones crónicas, obesidad, osteoporosis, anemia, hernias, artrosis, artritis, anorexia, cáncer, sida o crisis convulsivas contrastadas. También se debe tener en consideración si vive una situación especial, como puede ser un embarazo.

 

3. Determinar si existe algún signo o síntoma que haga sospechar la existencia de una enfermedad cardiaca o metabólica: dolor en el pecho, sensación de falta de aire, desmayo o vértigo, disnea (dificultad respiratoria), hinchazón de los tobillos, palpitaciones, claudicación en los miembros inferiores al andar, soplo cardiaco o fatiga inhabitual.

 

Una respuesta afirmativa en cualquiera de estos pasos aconseja someterse previamente a un reconocimiento médico que incluya una prueba de esfuerzo. En las mujeres embarazadas, la actividad físico-deportiva se realizará tras la consulta con el ginecólogo.

 

4. Conocer si existen factores de riesgo que permitan sospechar que la persona puede presentar en un futuro accidentes cardiovasculares:

· Edad. Hombre mayor de 45 años y mujer mayor de 55.

· Historia familiar de enfermedad cardiovascular en padres o hermanos, que se manifestó antes de los 55 años en los hombres o de los 65 en las mujeres.

· Fumar o haber dejado de hacerlo hace menos de 6 meses.

· Hipertensión arterial.

· Tener valores elevados de colesterol total en sangre (mayor de 200 mg/dl) o colesterol-HDL inferior a 35 mg/dl.

· Diabetes.

· Sedentarismo.

 
5. Relacionar el número de factores de riesgo que tiene la persona, su edad y sus intenciones respecto a la realización del ejercicio físico.

 

ENFERMEDADES   QUE  CONTRAINDICAN   LA  PRÁCTICA DEPORTIVA





¿Padece alguna de las siguientes enfermedades

1. Valvulopatía cardiaca severa

2. Tromboflebitis

3. Insuficiencia cardiaca congestiva

4. Angina inestable

5. Infarto de miocardio reciente

6. Embolia pulmonar o sistémica reciente

7. Miocarditis activa o reciente

8. Arritmias ventriculares malignas (taquicardia ventricular)

9. Arritmias cardiacas no controladas

10. Enfermedad infecciosa aguda

11. Psicosis

 

ENFERMEDADES   O   CONDICIONES   ESPECIALES CONOCIDAS



1. Glucosa en sangre, en ayunas, mayor de 150 mg/dl, o diabetes diagnosticada

2. Ha tenido un accidente vascular cerebral?

3. El médico le ha dicho que tiene una enfermedad de corazón?

4. Está tomando medicamentos para el corazón o los vasos sanguíneos?

5. Está tomando medicación contra el asma?

6. Siente dificultad al respirar?

7. Padece o ha sido diagnosticado de alguna enfermedad del hígado, tiroides, riñón o anemia?

8. Padece infección crónica, obesidad, osteoporosis, hernias, artrosis o crisis convulsivas?

9. En caso de ser mujer. Sabe si está embarazada o tiene razones para sospechar que pueda estar?


La práctica de ejercicio físico intenso, por deporte, puede entrañar un riesgo cardiovascular. Para disminuir

dicho riesgo se recomienda un estudio médico preventivo y como paso previo del mismo contestar a la

siguiente encuesta.

 

VALORACIÓN PREVIA PARA LA PRÁCTICA DE EJERCICIO FÍSICO


SIGNOS Y SÍNTOMAS PATOLÓGICOS 

1. Ha tenido a menudo dolor en el pecho o en zonas cercanas sobre todo cuando hace ejercicio?
2. Ha sentido una sensación de falta de aire en reposo o mientras realizaba ejercicio moderado?
3. Ha tenido desmayos o sensación de vértigo o aturdimiento en reposo o durante el ejercicio?
4. Ha tenido dificultad para respirar al estar tumbado que se alivió al sentarse o ponerse de pie?
5. Se le han hinchado los dos tobillos sin que tuviera golpes o torceduras que pudieran explicarlo?
6. Ha tenido la sensación de que su corazón se acelera mucho en reposo o con un ejercicio ligero?
7. Siente dolor en las piernas al andar, que desaparece al poco de pararse o sentarse?
8. Le ha dicho su médico alguna vez que tiene un soplo en el corazón?
9. Siente frecuentemente cansancio o fatiga inhabitual cuando hace sus actividades cotidianas?


FACTORES DE RIESGO CARDIACO 

1. Tiene más de 45 años (hombre) o más de 55 años (mujer)?

2. Sus padres o hermanos tienen alguna enfermedad cardiovascular que comenzara a manifestarse antes de los 55 años en los hombres o de los 65 en mujeres?


3. Fuma diariamente o ha dejado de fumar hace menos de 6 meses?


4. Le han dicho que tiene la tensión arterial alta (mayor de 140/90) más de una vez?

5. Tiene el colesterol total mayor de 200 mg/dl o el colesterol-HDL inferior a 35 mg/dl?

6. Es diabético?

7. Durante su trabajo u ocupación habitual y en su tiempo de ocio permanece sentado o sin moverse la mayor parte del tiempo?


DATOS COMPLEMENTARIOS

 

1. Ha estado hospitalizado alguna vez?

2. Tiene dolores de cabeza frecuentes?

3. Ha tenido alguna lesión del cuello?

4. De la rodilla?

5. Del tobillo?

6. De otras articulaciones?

7. Se ha roto algún hueso?

8. Alguna otra lesión?

9. Ha tenido algún problema producido por el calor?

10. Padece algún tipo de alergia?

11. Ha sido intervenido quirúrgicamente?

 

CARACTERÍSTICAS  DEL  RECONOCIMIENTO  MÉDICO-DEPORTIVO



Todos los estamentos implicados en la promoción y desarrollo del ejercicio y el deporte (deportistas, técnicos, directivos, personal sanitario), coinciden en la necesid
ad de realizar unos reconocimientos médicos adecuados a las actividades físicas desarrolladas por los practicantes. Sin embargo, aún falta mucho para que estos reconocimientos se practiquen con la necesaria frecuencia y calidad. Kulund11 ha expresado claramente esta cuestión: "Cada año millares de deportistas son sometidos a exploraciones masivas apresuradas y superficiales por parte de médicos voluntariosos en habitaciones ruidosas y en condiciones de hacinamiento.

Esas exploraciones representan un peligro para los deportistas y generan una opinión muy aleatoria acerca de los médicos y de la importancia de los cuidados sanitarios y de la aptitud física".

El reconocimiento médico-deportivo ha de reunir unos criterios de calidad que permita, a través de una adecuada sistematización y selección de las pruebas realizadas, poner de manifiesto las posibles alteraciones más frecuentes que puedan agravarse como consecuencia de la práctica inadecuada de ejercicio físico.

 Teniendo en cuenta que el acondicionamiento muscular puede ser realizado bajo diferentes orientaciones, donde la intensidad y duración del esfuerzo son muy variados, el Reconocimiento Médico Deportivo deberá cubrir las distintas necesidades que cada practicante de ejercicio plantea.

Para aquellas personas que realizan ejercicio como medio de recreación mantenimiento la salud se debe plantear una encuesta de aptitud que incluya los antecedentes médicos y los posibles síntomas de enfermedad cardiovascular, así como la determinación de los factores de riesgo cardíaco.

 Esta exploración debe incluir, además de la adecuada exploración clínica, un electrocardiograma (ECG) de reposo y, en ocasiones, un estudio ecocardiográfico y de esfuerzo.

 Para que el reconocimiento posea un mayor valor, debe ir dirigido a problemas concretos y ser realizado por personal especializado. Debe incluir una historia médico-deportiva y una exploración fisiológica, del aparato locomotor, evaluación oftálmica y auditiva.

 

“Los controles cardiológicos deberían ser  obligatorios”  


El doctor  Josep Brugada  ha  dirigido  un estudio  en el Hospital  Clinic de Barcelona  que  ha   demostrado  que   realizar   ejercicio  de   resistencia intenso puede tener consecuencias graves para el corazón. Para  paliarlo, recomienda  pruebas  con  las que  se mida la carga de ejercicio que cada individuo puede soportar.


Las lesiones cardiológicas son de las más graves a las que se puede enfrentar todo deportista. En aquellos deportes que exigen un esfuerzo de resistencia intenso, como las carreras por montaña o los raids, estos atletas corren el riesgo de sufrir alteraciones en su corazón que, sin un diagnóstico temprano, pueden ser casi irreversibles. Cuidar nuestro “motor” depende de nosotros mismos.



¿Cuáles son las conclusiones a las que han llegado con este estudio?

Pretendíamos demostrar que el ejercicio continuado de resistencia podría llegar a producir trastornos en la estructura del corazón. Habíamos visto que, clínicamente, pacientes que habían pasado años haciendo ejercicios de resistencia, como ciclistas, maratonianos o corredores de fondo, al llegar a los 45 años aproximadamente, podían empezar a padecer arritmias cardiacas, fibrilación auricular, etc. Nos sorprendió el aumento de pacientes con estas características. Creíamos que, probablemente, esto tenía relación con la práctica de ejercicio de resistencia.


Para ello se entrenó a ratas durante dieciséis semanas, en torno a diez años humanos. Vimos que aparecían alteraciones en la estructura del corazón de las ratas. Además, cuando se detenía el entrenamiento de éstas, la mayoría de alteraciones se corregía, con lo que se demostró que estos problemas venían dados por el ejercicio.

 

“Los individuos que hacen miles de kilómetros corriendo o en bicicleta, están más expuestos a esta reacción negativa y si no se hacen pruebas regularmente para diagnosticarlo a tiempo, pueden llegar a categoría de enfermo.”

 

¿Cuál es la diferencia entre un ejercicio saludable y uno que pueda llegar a ser nocivo?


Como todo en la vida, depende de cada persona. Hay extremos claros y evidentes. Los individuos que hacen miles de kilómetros corriendo o en bicicleta, están más expuestos a esta reacción negativa. No quiere decir que la vaya a sufrir, pero si no se hacen pruebas regularmente para diagnosticarlo a tiempo, puede llegar a ser categoría de enfermo. Pero si hacemos los controles pertinentes, podemos visualizar los problemas antes de que tengan consecuencias y modular la cantidad de ejercicio, para que éste no sea peligroso.

El mensaje es que el deporte es bueno, es saludable, salva vidas, disminuye la cantidad de infartos de miocardio… Éste es el ejercicio normal, sano, que se realiza cada día. En el caso de ejercicio intenso o extremo de resistencia, el mensaje es muy simple, hágalo, pero controladamente; no se olvide de hacer una exploración cardiológica completa una vez por año para poder diagnosticar a tiempo si ese ejercicio está produciendo trastornos en su corazón.

 

¿Estas lesiones son siempre recuperables?


Hay que saber hasta qué punto se ha llegado. Si te haces exámenes una vez al año, y en uno de ellos encuentras problemas, casi con toda seguridad, modulando la carga de ejercicio, es muy posible que se pueda recuperar del todo.

Si a ese individuo no le han hecho controles en diez o quince años, cuando ya han aparecido síntomas de que su corazón no está bien, una parte podrá recuperarse pero otra estará fija y será complicado que se recupere del todo.

 

¿Son los test preventivos realmente eficaces antes estos problemas o ante la muerte súbita?

Muy efectivos. Se puede identificar a la mayoría de deportistas que puedan tener algún tipo de alteración que puede pasar inadvertido en la vida normal pero que puede aparecer tras realizar ejercicio intenso. La miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad genética, que en condiciones normales, en alguien con vida sedentaria, puede pasar desapercibida.

Si este individuo hace ejercicio intenso, el corazón se queja, por lo que pueden aparecer arritmias y la muerte súbita. Con los test previos, se puede identificar el problema antes de que aparezcan los síntomas. Estos controles no sólo los recomiendo, sino que deberían ser obligatorios, incluso de forma anual.

 

¿Cree que hay demasiada presión sobre los deportistas de élite y esto produce sobreentrenamientos o esfuerzos nocivos?


Se mezclan distintas cosas. En la élite hay deportistas que viven de ello, con condicionantes de éxito, medallas, dinero, etc. Están bajo la presión de ganar y esto tiene sus consecuencias. El amateur que hace maratones o bicicleta de forma regular, desde el punto de vista físico, estresa su corazón tanto o más que alguien de elite. La diferencia con el deportista de elite está en que uno está superdotado y gana títulos y el otro lo hace por gusto, pero la carga de ejercicio es muy similar.



¿Las sustancias dopantes pueden producir mayores problemas en el corazón? 

Totalmente. El mensaje tiene que ser contundente. Todas las formas de dopaje son perjudiciales para la salud del que los toma, también la cardiaca. Hemos visto deportistas retirados que han muerto por infartos a los 40 o 45 años, tras retirarse, debido al dopaje con sustancias buenas para su rendimiento pero nefastas para su salud.


¿Qué recomendaciones hace a los deportistas para evitar problemas cardiacos al realizar ejercicio?

Que practiquen deporte de forma controlada y sensata. Depende de cada individuo. Antes de hacer deporte, al comienzo de la temporada, se debe hacer una exploración cardiológica completa que compruebe que su estado físico es adecuado. Con esto se tiene la seguridad de que se va a hacer de forma sana y estando a tiempo de corregir trastornos en el caso de que aparezcan; prueba de esfuerzo, electrocardiograma, exploración física, e historia clínica dirigida es la batería de pruebas que recomendamos.

InicioAcerca de NosotrosServiciosExámen PsicofísicoCobertura de Eventos DeportivosNoticiasInfoContáctenos